Preparar a los alumnos para los trabajos del futuro.

La cuarta Revolución industrial está dando como resultado que las escuelas tengan que revisar la forma en que educan no solo a sus estudiantes, sino también a sus padres. Los padres de Kenia han mostrado cautelosamente la introducción de dispositivos digitales en las aulas.

Muchas escuelas han notado la preocupación por los posibles efectos negativos del uso de la computadora y han tomado una ruta cuidadosamente considerada en la introducción de traer dispositivos a la escuela. Esto ocurre solo cuando padres e hijos han sido educados en el uso seguro de tales dispositivos.

Tanto en el plan de estudios basado en Cambridge (IGCSE) como en el Plan de estudios basado en competencias (CBC), la piedra angular para lograr la excelencia académica radica en que las escuelas adapten una filosofía de desarrollo de los estudiantes dentro de una relación triangular que comprende el estudiante, el padre y el maestro.

Si bien las escuelas adoptan su plan de estudios de educaci√≥n preferido, debe existir un programa paralelo en el que los estudiantes sean introducidos a la alfabetizaci√≥n digital desde el nivel de Kindergarten. Es de vital importancia comenzar a introducir las habilidades del siglo XXI para preparar a los estudiantes de hoy para los trabajos del futuro, la mayor√≠a de los cuales a√ļn no existen.

Por ejemplo, en las escuelas ADvTECH como Crawford International y Makini School, todos los ni√Īos est√°n expuestos al uso de la tecnolog√≠a en diferentes espacios, lo que finalmente garantiza que los estudiantes conf√≠en en las tecnolog√≠as del siglo XXI. De hecho, estas habilidades son un requisito previo para ser competitivos en el mercado laboral actual, y lo ser√°n a√ļn m√°s en la pr√≥xima d√©cada y m√°s all√°.